Clases Especiales

Yoga para embarazadas

“La conducta del adulto se gesta en el vientre materno”

Esto confirma que tener un hijo es la experiencia más intensa que una mujer puede vivir, ya que todo lo que la madre ve, hace, escucha, dice, piensa, o el entorno que la rodea durante su embarazo, queda impreso en la mente subconsciente de su bebé y será determinante en su conducta de adulto.

El embarazo y el parto son las experiencias más intensas en la vida de toda mujer. Ella es la que posee el don divino de dar vida a otro ser humano. El embarazo es una bendición que ofrece a la mujer la oportunidad de vivir la divinidad de la creación. Es un tiempo en el cual su ser está en conexión directa con la fuerza creadora del Creador.

La ciencia del yoga, técnica oriental, hace posible tener un parto sin
miedo, participando activamente durante el alumbramiento.
Combinando ejercicios físicos, técnicas respiratorias, relajación, meditación y música de manera que la madre alcance el perfecto equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu, así desde los primeros meses de gestación, se mantenga en contacto estrecho con el bebé, enviándole mensajes de bienestar y amor.

Kundalini yoga es una práctica espiritual dinámica, muy adecuada para la vida moderna, que genera vitalidad y tranquilidad.
Su práctica constante durante el embarazo ayuda a liberar el miedo ante “lo desconocido” cuando se espera al primer hijo o a lo “ya conocido” en el segundo.

El estado de relajación de la madre es vital para lograr un parto consciente, ayudando a la labor del médico.

La meditación es una herramienta para calmar la mente y mantenerse alerta ante todos los cambios que conlleva la etapa más hermosa en la vida de toda mujer. La práctica de las meditaciones yóguicas influye en el estado mental y emocional del bebé y de la futura madre. Paulatinamente, se sentirá más relajada, positiva y capaz de confrontar el reto más importante de su vida.

Las meditaciones despiertan la conciencia interna del ser humano, los mantras son corrientes de voz que se repiten constantemente y la técnica de salmodia más antigua que se conoce. Su objetivo es lograr adentrarnos en nosotros mismos y limpiar el subconsciente de traumas y complejos, además de proporcionar una profunda relajación.

Los ejercicios físicos están encaminados a proporcionar a la madre mayor elasticidad, a fortalecer el sistema nervioso y los músculos que ayudan a sostener al bebé durante el tiempo de gestación, además aliviar el dolor de espalda, el cansancio, calambres, insomnio y diversos malestares que se presentan durante esta etapa.

La técnica de respiración permite a la madre concentrarse, no perder su ritmo e ir más allá del dolor, logrando así un parto más fácil y rápido.

¿Qué hace el papá durante el embarazo y el parto? Su papel también es muy importante, será el apoyo de mamá asumiendo el “control del mando” durante el trabajo de parto.

Te invito a abrir tu mente a una forma diferente de ver tu vida, tu identidad y tu propósito como mujer y madre.

« Ir a la lista